Una noche de cemento y cine en el templo del Rock

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 “Cemento, el documental” retrata la historia, contada por parte de sus protagonistas, del lugar desde el cual salieron grandes músicos y artistas de nuestra cultura post dictadura. Ubicado en Estados Unidos 1234, hoy por hoy es un estacionamiento. En otra época fue testigo de Sumo, Divididos, Fun People, Miranda, Los Cadillacs, Violadores, A77aque y tantas bandas que hoy son históricas.

La entrada parecía un recital de Luca Prodan, hace treinta y dos años atrás, pero con tecnología de hoy. Camiones de C5N, Telam, Canal 13, TN. Seguramente Lisandro Carcavallo, el director no se esperaba esto para nada. “Hay que entender que la película surge por la falta de interés que hubo por este lugar, que ahora es un estacionamiento” reconoce, y pide a a que las autoridades le den a este espacio el respeto que merece por su aporte a la cultura popular.

Según el director del festival, Javier Porta Fouz, el BAFICI tiene un espíritu rock desde sus inicios, ya que siempre buscó conmover al espectador. Ese punto en común y sumado a la capacidad de producción de los cineastas nacionales, han logrado que haya muchas obras cinematográficas relacionadas con este tipo de música en la edición de este año.

Lamentablemente un emblema de nuestra historia del Rock Under hoy alberga autos. La proyección tal vez sirva para tomar consciencia de que este espacio debe ser cultural y para Buenos Aires.

El recorrido por la historia que levantaron Katja Alemann y Omar Chabán, el testimonio del Indio Solari, de Mollo, de los protagonistas que se hicieron grandes por ese escenario que después de los años de oscurantismo de la dictadura hicieron de la música una reivindicación de nuestra identidad. Y también, para los más chicos saber que Chabán no solo fue uno de los responsables de la tragedia de Cromañón, sino también alguién que le dió la oportunidad a muchos músicos de tocar por primera vez cuando nadie los conocía durante muchos años. Ironías y dolores de la vida; también ese afán lo llevó a una negligencia fatal y sus virtudes no le quitan culpabilidad ni responsabilidad.

“Reivindicar a cemento es mostrar lo que sucedía en una época, es mostrar cómo se gestó la escena que hoy podemos disfrutar, las bandas que llenan el Luna Park  y recordar que alguién les dió la posibilidad de tocar cuando solo llevaban 40 personas” sentenció el director. De alguna manera, dejándonos en claro que nada sucede por accidente y que las estrellas de hoy en algún momento fueron la banda de barrio que llevaba la batería a cuestas y entre todas las entradas no sacaban ni para una cerveza.

El próximo sábado 29 a las diez de la noche en Plaza Francia se exhibirá el documental, y tal vez pronto llegue a las salas de nuestro país, según dejó entrever su director hoy en una entrevista con Realidad 2017, programa radial. Esperemos que así suceda, para que mucha gente pueda disfrutar de este fragmento de nuestra historia cultural contemporánea.

Cobertura: Rodrigo De Vedia & Juan Pablo G. Manrique

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s